Smart Stone, un cerebro para tu váter

Ivan Kim, CEO y fundador de 'Smart Stone', tiene claro cual es su objetivo en esta vida; hacer que ahorres agua cada vez que vayas al baño.

Conjunto de piezas del Smart Stone

Ivan Kim, CEO y fundador de ‘Smart Stone’, tiene claro cual es su objetivo en esta vida; hacer que ahorres agua cada vez que vayas al baño. Y para tal propósito su compañía ha desarrollado la Smart Stone, un dispositivo inteligente capaz de adivinar tus necesidades cada vez que uses el inodoro, y así medir como ahorrar agua de un modo u otro.

Yo, WC

Conjunto de piezas del Smart Stone

El curioso dispositivo consiste en tres piezas, un sensor que va dentro del inodoro, un tapón externo de plástico PET, y una botella donde se almacenará agua provisionalmente.

Los sensores del dispositivo se encargarán de detectar si vamos a defecar u orinar, y en función de una cosa u otra almacenará agua en la botella, o usará agua almacenada para ‘tirar de la cadena‘.

Conciencia ecológica desde el WC

La intención de tal curioso dispositivo no es más que la de concienciar a la gente del consumo del agua y la importancia de la misma. Cada día tiramos ingentes cantidades de agua que realmente no aprovechamos lo más mínimo, y dispositivos del hogar como el propio WC son un gran derrochador que las personas no tendemos a usar debidamente.

Según Ivan Kim, en un hogar medio estadounidense un 24% del agua consumida proviene del inodoro, y, asegura, con su dispositivo se puede ahorrar hasta la mitad de ese porcentaje.

Gráfico Smart Stone

Aún así, ya existen desde hace años mecanismos como los dos pulsadores, uno que consume más que el otro, e incluso pulsadores seminteligentes, que con una segunda pulsación detenemos la filtración de agua.

Smart Stone en el sector público y hospitales

Al margen de que como invento puede parecer que a la mayoría no interesará mucho, lo cierto es que puede ser una herramienta muy útil por ejemplo en residencias de ancianos u hospitales, para llevar un estudio de salud, usos de un inodoro, entre otras facetas.

Sea como fuera, es otro ejemplo más de lo que se puede hacer con una IA básica, pudiéndose implementar en algo tan básico y rudimentario como un WC.

¿Qué será lo siguiente?

Publicado en:
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *