¿Por qué los trajes espaciales son blancos?

¿Es más fácil localizar a los astronautas con el blanco? ¿Responde tal vez a una simple cuestión estética? ¿O hay alguna otra razón por la que los trajes de los astronautas sean blancos?

Astronauta

Todos los astronautas, desde Neil Armstrong hasta los actuales astronautas de países como Rusia o China usan un traje blanco. Ni colores de banderas, ni colores corporativos de las agencias. Simple y llanamente, blanco.

El blanco es un color que le salva la vida a los astronautas, pero, ¿por qué los trajes espaciales son blancos?

Un vistazo al pasado

Históricamente, la NASA no usó siempre trajes especiales que fueran blancos. En el Programa Mercury, su primer vuelo espacial tripulado, los astronautas, conocidos como los «Mercury Seven», vestían trajes plateados.

Los 'Mercury Seven', la tripulación del Programa Mercury, con sus peculiares trajes plateados
Los ‘Mercury Seven’, la tripulación del Programa Mercury, con sus peculiares trajes plateados

Pero Mercury no era realmente un vuelo espacial, si no subórbital, y para explorar el espacio es necesario que los trajes fueran reflectantes, en este caso el plateado no era la mejor opción, si no el blanco.

Esto se debe a que el blanco es el color que mejor refleja la radiación de forma efectiva. En la Tierra nuestra atmósfera nos protege de hasta el 77% de radiación solar, pero en el espacio los astronautas no tienen esa ventaja, siendo más susceptibles a temperaturas muy altas capaces de generar quemaduras solares y daños celulares muy graves. Por esa misma razón, aquí entra en juego el color de los trajes espaciales; el blanco tiene la capacidad de reflejar mejor la radiación solar. En otras palabras, nos protege mejor.

Otros colores

Por supuesto, el blanco no es el único color que utilizan los astronautas de la NASA, también hemos podido verlos vistiendo de un naranja chillón. ¿Por qué?

Este color es el que se utiliza en la vuelta a la Tierra, ya que el naranja contrasta frente al azul del cielo y los océanos. Esto facilitaría cualquier misión de rescate y ayudaría a localizar a los astronautas en el basto mar. Los paracaídas de las cápsulas de rescate también suelen ser naranjas.

Astronautas con el traje naranja de rescate
Astronautas con el traje naranja de rescate

Los trajes espaciales azules también serían otra posibilidad cuando logremos mandar la primera misión tripulada a Marte, la razón es bastante evidente; el azul contrasta frente a las rojas llanuras de nuestro planeta vecino.

De todos, con los avances tecnológicos cada vez es más posible localizar con mayor facilidad a un astronauta, satélite, estación o nave, sin necesidad de tener que recurrir a recursos rudimentarios como buscar un pequeño punto que resalte en el espacio. Esto otorgaría a las agencias y empresas privadas más libertad creativa a la hora de diseñar sus trajes espaciales. En SpaceX, por ejemplo, pese a no abandonar todavía el blanco clásico sí han diseñado un nuevo traje espacial mucho más ergonómico y ligero que estrenó la NASA en su reciente histórico lanzamiento tripulado, rompiendo de este modo el estándar establecido desde siempre.

Robert L. Behnken y Douglas G. Hurley con el traje espacial de SpaceX
Robert L. Behnken y Douglas G. Hurley con el traje espacial de SpaceX

Además, un diseño más elaborado puede ser una pequeña ayuda psicológico para los astronautas en su confinamiento durante meses.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *