Los fracasos más sonados de Kickstarter e IndieGoGo

Kickstarter es un mar de promesas y un cementerio de fracasos.

Kickstarter

A estas alturas todos deberíamos conocer ya lo que son las plataformas de crowdfunding como Kickstarter, IndieGoGo o Patreon. Para el que lo desconozca, son plataformas donde emprendedores, freelancers y gente innovadora puede presentar ideas prometedoras y la comunidad de usuarios, si quiere, dar su apoyo financiando el proyecto hasta alcanzar una meta económica para poder llevarlo a cabo. Si no se alcanza el objetivo o se alcanza pero la iniciativa no cumple sus promesas, los que apoyaron el proyecto recuperan su dinero.

Parece original y una buena vía para hacer realidad grandes proyectos, productos e ideas innovadoras, ¿verdad? Lo cierto es que a lo largo de los años gracias a Kickstarter hemos podido ver cómo se hacían realidad un sinfín de juegos impresionantes y productos populares como el reloj inteligente Pebble. Pero como es de esperar en un lugar así, los fracasos no son pocos y algunos incluso han llegado a ser muy sonados.

Por ese motivo hoy enumeraremos algunos de los crowdfundings más prometedores que acabaron para siempre el cajón del olvido.

Skarp, una cuchilla láser de afeitar

Skarp

Hace relativamente cinco años aparecía en Kickstarter una prometedora e interesante idea: una maquinilla de afeitar que pretendía revolucionar el mercado con el uso de un láser menor, en lugar de las clásicas cuchillas. El proyecto estaba siendo un rotundo éxito… hasta que la plataforma intervino cerrando por completo la campaña.

20.000 patrocinadores y 4 millones en fondos de financiación, fue el escepticismo de la gente y el hecho de que la compañía no tuviera un prototipo en funcionamiento el motivo por el que la compañía intervino, ya que va contra las reglas de su plataforma.

Nunca llegó a materializarse

Ubunto Edge, un móvil para geeks

Ubuntu Edge

Ubuntu Edge fue un quiero y no puedo, el móvil con el que soñábamos muchos geeks, frikis de la tecnología, desarrolladores y programadores.

Canonical, la compañía responsable de desarrollar Ubuntu (una de las mejores distribuciones de Linux), quiso llevar Ubuntu al mercado móvil con una propuesta por aquel momento revolucionaria: un sistema operativo multiplataforma.

A través de IndieGoGo buscaban 32 millones de dólares para desarrollar un smartphone de gama alta que, entre otras cosas, permitía convertirse en un PC si lo conectabas a un ratón, un teclado y un monitor. Casi 13 millones de dólares, fue lo único que lograron alcanzar.

Años después se han visto otros teléfonos móviles que han demostrado que la idea es factible, como Samsung, Huawei y DeX. Canonical por su parte siguió investigando, pero abandonaron el proyecto por completo en 2017.

Triton, o cómo respirar bajo el agua

Triton

Triton fue una promesa incumplida. Se trataba de un dispositivo que permitiría respirar bajo el mar «extrayendo aire respirable» del propio agua.

Recaudó 900.000 dólares y tuvieron que reembolsarlo absolutamente todo después de que reconocieran que engañaron a todos sus patrocinadores de IndieGoGo.

Ant Simulator, hormigas y juergas

‘Ant Simulator’ fue una propuesta peculiar, tan solo pedían 4.000 dólares y el proyecto prometía explorar mundo desde la perspectiva de una hormiga, nada descalabrado.

Tras cinco actualizaciones de estado del proyecto, sus creadores dejaron de ofrecer nueva información hasta que un día el creador principal, Eric Tereshinski, explicaba en YouTube que sus socios se gastaron todo el dinero en alcohol, strippers, y otras actividades más.

ZTE Hawkeye

Nacido bajo el nombre ‘Project CSX‘, los de ZTE tuvieron una buena idea pero para hacerla realidad probaron de recurrir al crowdfunding. Se trataría de un teléfono donde sus ideas estarían basadas en las sugerencias de la comunidad, y su punto más fuerte era un sistema de seguimiento de nuestra mirada para controlar el dispositivo solo con la vista.

Igual que el Ubuntu Edge, no alcanzó su objetivo. Buscaban una recaudación de 500.000 dólares y solo recaudaron 32.000, motivo por el cual a los pocos días la propia ZTE cerró la campaña y publicó un mea culpa por la forma en cómo sacaron adelante el proyecto.

Coolest Cooler, la nevera del futuro

Coolest Cooler

En pleno 2014 se buscaba meterle tecnología inteligente a lo que fuera, literalmente. Una de aquellas rocambolescas ideas fue esta iniciativa, la Coolest Cooler, una nevera multifunción que además de enfriar la comida disponía de un altavoz, resistencia al agua, puertos USB, iluminación LED, y agarraos que vienen curvas… ¡una licuadora gratis!

No es más que una simple nevera portátil con un baturrillo de añadidos superficiales, pero sorprendentemente la idea fue un éxito: 7 millones de dólares gracias a 35.000 personas, en menos de un mes. Pero Coolest Cooler no tuvo un final muy «cool» que se diga. Cuando salió a la venta lo hizo a un precio de 499 dólares para garantizar los beneficios suficientes para seguir produciendo más neveras.

¿Pero qué había pasado con los millones de dólares recaudados, no daban lo suficiente para cubrir la producción? No exactamente. La empresa se gastó 12 millones debido a que, según el propio CEO, la compañía encargada de fabricar el motor de la licuadora entró en huelga y tuvieron complicaciones para encontrar un sustituto.

Y la cosa no acaba ahí, un año después empezarían a pedir 97 dólares a sus contribuyentes para que pudieran recibir la nevera en sus casas. Sin pagar ese dinero, tendrían que esperar más tiempo para tenerla.

ZANO, un diminuto drone autónomo

ZANO

El sueño de cualquier agencia de espionaje o aficionados de los drones. ZANO se trataría de un mini drone en parte autónomo, con capacidad de realizar fotografías y videos en alta resolución, y control directo desde un smartphone.

El proyecto logró 2,3 millones de libras, un rotundo éxito, pero un éxito en manos de gente sin experiencia. ZANO no llegó a buen puerto debido a que sus creadores no sabían cómo producir en masa sus componentes, ni se aclaraban con el presupuesto necesario.

Se fundieron todo lo recaudado en una primera tirada de drones y luego se quedaron sin más recursos para poder continuar. Hubo una investigación interna por parte de Kickstarter para ver si se trataba de un fraude debido a que nadie llegó a recibir un ZANO, pero acabaron descubriendo que sus creadores no tenían ni idea sobre cómo desarrollar el proyecto.

ZX Spectrum Vega+

ZX Spectrum Vega+

Hace poco hablamos de esta peculiar maquinilla, la ZX Spectrum Vega. Realmente el proyecto salió adelante y parecía que iba todo bien, hasta que llegó la hora de distribuirla y entregársela a todas aquellas personas que invirtieron en la financiación. Se trata de una consola portátil que también podía conectarse a la tele, y en su interior traería más de 1.000 juegos originales de la clásica Sinclair ZX Spectrum.

Lograron su objetivo y se embarcaron de lleno en la producción, pero IndieGoGo frenó el proyecto en cuanto empezaron a tener problemas problemas con los envíos y los usuarios se quejaran de la calidad de los materiales. Aunque nada de eso le impidió a Retro Computers seguir adelante, que siguieron cumpliendo poco a poco con los envíos pendientes. Mejor tarde que nunca, ¿no?.

GameStick, una diminuta portátil USB

GameStick

Nacido en 2013, un grupo de emprendedores presentaron en Kickstarter la GameStick, una diminuta consola portátil que tenía el tamaño de un dispositivo USB. Este se conectaba a un pequeño mando, y permitía jugar en la tele a una infinidad de juegos gratuitos.

Logró recaudar 647.658 dólares y aunque alcanzó su objetivo, llegó a fabricarse y fue distribuido sin problemas, hubo quejas por la mayoría de sus contribuyentes debido a que presentaba fallos de fabricación y muchos errores del sistema que lo dejaban inservible.

Air Umbrella, un paraguas invisible

Air Umbrella

En 2014 nació Air Umbrella, un proyecto que pretendía reinventar el paraguas con algo que sonaba a pura ciencia ficción: crear un espacio de aire a presión capaz de generar una protección invisible a la lluvia.

Con una recaudación de 100.000 dólares por parte de 842 contribuyentes, una vez cumplido su objetivo nunca llegaron a enviarle el producto a nadie. Dos años después publicaban un comunicado asegurando que devolverían todo el dinero, aunque en lugar de mencionar a Air Umbrella hablaban de unos zapatos eléctricos.

OUYA, la nueva Dreamcast

OUYA

OUYA es probablemente el caso más sonado, y el más especial. Realmente llegó a buen puerto y a diferencia de todos los casos anteriores fueron otras las causas de su fracaso.

Iniciado hace siete años por primera vez teníamos noticias de OUYA, una videoconsola que venía dispuesta a cambiar el mercado del entretenimiento. En apenas poco tiempo lograron recaudar 8.5 millones de dólares, convirtiéndose en el tercer proyecto con más ingresos en toda la historia de Kickstarter (hasta el momento).

Se trataba de una consola con un hardware bastante decente y pequeño. Venía con Android 4, incluía un procesador NVIDIA Tegra 3 y 1 GB de RAM. Traía un mando, y entre su catálogo incluía todos los juegos de Android más exclusivos de la propia consola, todo por unos asequibles 99 dólares, justitos. También se postulaba como un prometedor reproductor multimedia, gracias a Android era posible ejecutar aplicaciones como PLEX, XBMC, VEVO, TueIn…

Tras su lanzamiento los errores no fueron pocos: retrasos con las entregas, problemas técnicos con el mando, anuncios desagradables dentro del sistema… La compañía trato de aprender de todos estos errores y seguir adelante con el proyecto lanzando nuevos modelos, pero finalmente fue la industria dándole la espalda lo que probablemente acabara con el proyecto.

Hace relativamente un año Razer, la compañía detrás, anunciaba el fin del proyecto y la desactivación de todo tipo de servicio online en la plataforma, dejando las consolas OUYA unicamente servibles para los juegos que ya tuvieran descargados.

Fue un proyecto lleno de ambición y acabó abocado al fracaso, pero un proyecto que a otros le servirían para aprender de sus errores.

¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *