¿Cómo son los test del COVID-19?

Uno de los factores clave para abordar la propagación de COVID-19 en todo el mundo son los test de prueba. En este artículo lo analizamos.

Imagen por Fusion Medical Animation en Unsplash

Uno de los factores clave para abordar la propagación del COVID-19 en todo el mundo son los test de prueba. Por ejemplo, en Corea del Sur las pruebas se han utilizado a gran escala para tratar de identificar y aislar rápidamente a las personas con la enfermedad. Estas pruebas también son vitales para calcular la carga viral y la tasa de supervivencia, datos que son críticos para obtener las medidas de seguridad necesarias.

A medida que el virus sigue propagándose, se ofrecen test de prueba a la gente, ya sea a un alto precio en clínicas privadas, las que hayan disponibles en la sanidad pública, o pruebas que no estén aprobadas oficialmente, puede que incluso falsas. Entonces, ¿qué test están utilizando en los laboratorios? ¿Cuánto cuestan realmente y qué desarrollos están por venir?

¿Qué test existen actualmente?

Hay dos maneras de evaluar la infección por SARS-CoV2 (el coronavirus que causa la enfermedad COVID-19). La primera es una prueba muy sensible que busca el ARN del virus utilizando una técnica llamada RT-PCR. Esto ayuda a detectar tan solo una partícula de virus en hisopos tomados del interior de la boca o de la nariz.

La segunda prueba mide las respuestas de anticuerpos al virus en el suero sanguíneo. Hay muchos componentes de virus contra los cuales nuestros cuerpos producen muchos anticuerpos distintos. Algunos anticuerpos son muy útiles y matan el virus, o detienen la infección, otros son menos útiles, ya que se unen a partes comunes del virus pero sin ayudar a nuestras defensas.

El proceso de la prueba es muy sencillo; se llena un tubo de ensayo con muestras del virus, se agrega una muestra de sangre diluida del paciente, y se deja que los anticuerpos actúen. Finalmente se comprueba si en la muestra quedan anticuerpos presentes, o estos han desaparecido.

Cuando el brote comenzó la mayoría de los países confiaron en la segunda prueba al ser más rápida de desarrollar. Ahora hay más test de anticuerpos disponibles, lo que aumentará los casos confirmados a medida que se vayan realizando. Esto hace que los resultados entre países o zonas sean difíciles de comparar, debido a la diferencia de métodos empleados por cada uno.

Por ejemplo, Reino Unido fue muy rápido en desarrollar una prueba de RT-PCR y este sigue siendo su método principal utilizando una red de laboratorios que realizan la misma prueba. Esto permite datos consistentes dentro del país pero también ha ampliado la cantidad de casos confirmados frente al resto.

¿Son buenas las pruebas de COVID-19 actuales?

El RT-PCR es muy específico y sensible. Sin embargo, una vez el paciente se haya recuperado el virus desaparece y estas pruebas ya no pueden determinar si se ha infectado de nuevo. Esto genera mucha incertidumbre.

Las pruebas de RT-PCR necesitan laboratorios y horas para dar un resultado, sin contar el momento en que se toma una muestra, el envío de esta al laboratorio y el procesamiento de la misma. Pueden pasar días hasta que se conozca el resultado, mientras que en el paciente el virus sigue propagándose.

Existen máquinas RT-PCR portátiles, son de última tecnología y los test de COVID-19 solo están disponibles para estas máquinas, pero incluso con estas máquinas se tarda alrededor de dos horas.

Respecto al segundo método, los anticuerpos generalmente tardan unas semanas en desarrollarse contra nuevas infecciones, y perduran mucho más en el torrente sanguíneo que el propio virus, proporcionando un buen historial médico de infecciones pasadas. Los estudios realizados sospechan que esto no es diferente con el COVID-19. Este tipo de prueba es una herramienta útil que se utiliza para verificar si una vacuna funciona o para averiguar si las personas han contraído una infección.

Imagen por Kate Trifo en Unsplash

Aún así en las pruebas de anticuerpos actuales aún no se han demostrado por completo que sean 100% fiables, por lo que la OMS recomiendan más las pruebas de RT-PCR.

Ventajas y desventajas

Aunque el concepto de una prueba de anticuerpos está bien planteado, existen desafíos a tener en cuenta. A diferencia de la RT-PCR, la medición de anticuerpos lleva tiempo para refinarse y necesita la producción de componentes que luego deben purificarse. Para comprobar que estas pruebas son útiles, se necesitan conjuntos de muestras de los pacientes cuidadosamente recolectados.

Las los test basados en anticuerpos se deben verificar con muchas muestras diferentes, no solo para verificar su precisión, sino también para saber cuánto tiempo después de la infección la muestra se vuelve positiva y cuánto permanece positiva después de que el paciente se haya recuperado. Esto debe hacerse con muchos pacientes diferentes, porque cada individuo genera sus propio conjunto de anticuerpos.

¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *