Las mascarillas y cómo una corriente social puede hacer emerger un nuevo mercado

Quién diría hace medio año que las mascarillas se pondrían de moda en todo el mundo.

Huami Amazfit

El covid 19 ha venido para quedarse. Al menos eso es una de las frases que más se han repetido desde que empezó el año y un nuevo virus azotó el país chino sumiéndolo en estado de emergencia. Pero un virus no entiende de fronteras y era cuestión de tiempo que llegase a todo el mundo.

Mientras que en los países orientales el uso de mascarillas siempre ha estado bastante extendido, en Japón por sus profundos valores educativos, y en China por sus experiencias pasadas con otras pandemias similares, en occidente la situación era muy diferente. Y ahora con el covid 19 se está formando una nueva tendencia global que abarca desde la moda hasta la tecnología, con un único denominador común; las mascarillas.

Protegiéndose, pero con estilo

Tan pronto como fue un requerimiento extendido el uso de mascarillas entre la población occidental no tardaron en salir los primeros memes sobre mascarillas de Lacoste, Nike, Adidas y otras marcas. La ironía viene cuando dichos memes se harían una realidad; todas esas marcas ya están comercializando sus mascarillas personales con el logo bordado.

Mascarillas Adidas y Lacoste

Y en realidad no dejan de ser mascarillas corrientes con un estampado encima.

Igualmente esta nueva corriente social sirve de reflejo sobre cómo funciona el mundo, las modas y las corrientes sociales. Lo que antes era un trozo de tela estrictamente asociado a la medicina, la salud y otros trabajos con exposiciones de riesgo, pasaría paulatinamente por ser un requerimiento de responsabilidad global para, finalmente y debido a su necesidad diaria, convertirse en una prenda más de nuestro outfit habitual. Las mascarillas han pasado a ser una nueva prenda de vestir completamente normalizada, y en un tiempo sorprendentemente récord.

Por supuesto la vestimenta siempre ha seguido una tendencia y se rige por modas, pero de toda la vida tres tipos de prendas han sido sustanciales y siempre han estado ahí: pies, cintura y torso, siendo el resto añadidos superficiales que responden a una moda específica y temporal, como el uso extendido de los sombreros alrededor del siglo XX. Lo mismo que está pasando en la actualidad con el uso de las mascarillas.

Sombreros

Por supuesto el uso de mascarillas no es ni mucho menos una moda estética, pero el resurgimiento de una nueva prenda de vestir a escala global (porque a efectos prácticos, una mascarilla es una vestimenta), y que además está libre de patentes, es una oportunidad de oro para grandes y pequeñas marcas de ropa, y por supuesto fabricantes de mascarillas.

Pero no solo está favoreciendo al mercado textil, también al tecnológico.

Mascarillas inteligentes

Los wereables y el Internet de las cosas son algo ya tan habitual que no es de extrañar, dada la globalización de las mascarillas, que muchas start-up’s de todo el mundo hayan decidido aventurarse en hacer uso de la tecnología para crear nuevas alternativas que faciliten la vida a las personas.

Por ejemplo tenemos el caso de UVMask, un proyecto en Kickstarter que se compromete a crear una mascarilla capaz de filtrar y purificar el aire con un 99% de efectividad. Protege tanto al portador como al resto de las personas, tiene una duración de 6 horas y se recarga por USB.

También tenemos las mascarillas N95 de Huami, reconocido fabricante de los wereables de Amazfit. Bajo el nombre de «Proyecto uSmile» están desarrollando dos tipos de mascarillas N95 totalmente transparentes para facilitar tanto el reconocimiento facial de otros dispositivos inteligentes como la accesibilidad para el resto de personas.

Estas mascarillas integran unas almohadillas que filtran las impurezas del aire, y no necesitan ser lavadas; tienen la capacidad de autodesinfectarse a través de una luz ultravioleta que limpia toda la mascarilla. Igual que UVMask, se recargan por USB.

Mascarilla Aeri

No es ni mucho menos la única mascarilla que sigue el concepto de transparencia y autolimpieza, también tenemos la ‘Leaf Mask‘, una mascarilla capaz de ser controlada con nuestro teléfono y que también busca financiamiento a través de IndieGoGo.

Como podemos ver, lo que antes se limitaba a simples mascarillas quirúrgicas para sanidad básica o con filtros especiales para trabajos de riesgo, ha acabado por convertirse en un nuevo nicho de mercado que ofrece desde mascarillas de diseño para nuestros conjuntos diarios hasta mascarillas tecnológicas para facilitarlos el uso y el reciclaje.

Si la situación del covid 19 logra controlarse pronto y tenemos una vacuna lista antes del próximo brote masivo tal vez esta nueva moda acabe pronto en el olvido. Lo único que espero de esta tendencia global es que occidente aprenda de oriente y adquiera conciencia social sobre la importancia del uso de mascarillas ante cualquier tipo de virus, independientemente de lo ofensivo que sea.

Y es que algo tan básico y sencillo como es un trozo de tela puede tener una capacidad sorprendente de cambiar el mundo.

Paquete de 50 mascarillas de 3 capas de polipropileno

Paquete de 50 mascarillas de 3 capas de polipropileno

Pack que incluye 50 mascarillas desechables de 3 capas de polipropileno para uso general por un módico precio.

Ver en Amazon

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *