El volcán que causó la Revolución Francesa

El volcán islandés Laki no solo provocó hambruna y miles muertes, también influyó en hechos históricos.

Cordillera de Laki

Hubo una vez, hace 200 años, un volcán islandés entró en erupción con graves consecuencias para el clima, la agricultura y el transporte en todo el hemisferio norte.

Dicha erupción ayudó a desencadenar la Revolución Francesa.

El volcán islandés que cambió el mundo

La fisura volcánica Laki en el sur de Islandia entró en erupción durante un período de 8 meses, desde el 8 de junio de 1783 hasta febrero de 1784. Arrojó lava y gases venenosos que devastaron toda la agricultura de la isla, y llevándose por delante gran parte del ganado. Se cree que una cuarta parte de la población de Islandia murió a causa de de las consecuencias que desencadenó el volcán.

Pero el impacto fue más allá de la isla. La erupción de Laki tuvo consecuencias en Noruega, los Países Bajos, las Islas Británicas, Francia, Alemania, Italia, Norteamerica, Egipto e incluso España. La bruma de polvo y partículas de azufre que arrojó el volcán fue arrastrada por gran parte de todo el hemisferio norte.

Todos los barcos empañados y los cultivos afectados, coincidiendo con un verano más caluroso de lo habitual. El reverendo Sir John Cullum escribió a la Royal Society que los cultivos de cebaba empezaban a marchitarse y el centeno estaba mohoso.

Aspecto actual de la fisura de Laki. Fuente: Wikipedia

La niebla

Gilbert White, naturalista británico, describió aquel verano como «una sorprenderte, portentosa y peculiar neblina». Una niebla que prevaleció durante semanas en aquella isla y gran parte de Europa.

«El sol al mediodía parecía tan blanco como una luna nublada, y arrojaba una luz ferruginosa de color óxido en el suelo de las habitaciones; pero era particularmente espeluznante y de color sangre al levantarse y ponerse. Al mismo tiempo, el calor era tan intenso que apenas se podía comer la carne al día después de matarla, y las moscas pululaban tanto en los carriles y los setos que hicieron enloquecer a los caballos. La gente del campo comenzó a mirar con asombro supersticioso el aspecto rojo y llamativo del sol «.

Gilbert White

Mientras tanto en el Atlántico, Benjamin Frankin describió los hechos como una niebla constante sobre toda Europa y gran parte de América del Norte.

Consecuencias en el clima

Al interrumpirse el patrón climático las siguientes estaciones que siguieron fueron diferentes, con un invierno muy duro y una inundación en primavera que se cobró aún más vidas. En el estado de Nueva Orleans, el río Mississippi se congeló por completo.

También se cree que la erupción fue el desencadenante de la interrupción del ciclo de los monzones de Asia, lo que provocó una gran hambruna en Egipto. Los historiadores también destacan el parón económico que sufrió el norte de Europa, auspiciando así la pobreza alimentaria, factor importante en la preparación de la Revolución Francesa de 1789.

Según los expertos, las erupciones volcánicas pueden tener efectos significativos en el patrón climático de dos a cuatro años, así como consecuencias sociales, económicas y probablemente políticas. Por lo tanto nunca se debe descartar nuevos posibles impactos en mayor o menor medida cuando volcanes como el Krakatoa entran en erupción.

Fuente: The Guardian
Publicado en:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *