The Wandering Earth, el enorme blockbuster espacial

Analizamos The Wandering Earth, una enorme epopeya interestelar de ciencia ficción, el mayor blockbuster producido por China que además arrasó la taquilla.

Qu Chu Xiao en The Wandering Earth

En febrero de este mismo año se estrenó en el país asiático The Wandering Earth, una enorme epopeya de ciencia ficción que arrasó la taquilla china, convirtiéndose en la segunda película más taquillera de la historia de su país, y la segunda película con mayor taquilla global en lo que llevamos de año.

The Wandering Earth es además el mayor blockbuster producido en China con un presupuesto de 50 millones de dólares. Se estrenó en febrero en las salas de China, Estados Unidos y Australia, y en el resto del mundo ayer mismo, de la mano de Netflix.

Qu Chu Xiao en The Wandering Earth

Una epopeya intergaláctica

The Wandering Earth nos sitúa en un futuro distópico en el que el Sol empieza a apagarse, amenazando así la supervivencia de toda la humanidad. Como plan para sobrevivir proponen propulsar a la Tierra en un viaje sin límites, para sacarla de los límites del Sistema Solar en busca de un nuevo hogar.

Con esta premisa arranca la película en un scifi inusual y que rompe muchos conceptos que hacen plantearte ‘¿pero esto es posible?’. Posible o no, lo cierto es que la fórmula de The Wandering Earth funciona perfectamente gracias a un maravilloso apartado técnico, una fotografía excepcional y unos efectos especiales impresionantes.

A nivel científico lleva hasta el límite muchos posibles, pero también se nota que han consultado expertos en la materia, pues plantea muchas soluciones, como el hándicap final para sacar a la Tierra del Sistema Solar, que en un plano teórico son lógicos.

Cientos de cohetes despegando al mismo tiempo

Aún así, hay algo que falla

Tenemos una idea arriesgada pero emocionante, un apartado técnico exquisito, una producción enorme, y que demonios, el hype por las nubes. Pero todo esto acaba lastrándose una vez estás viendo la película y te sumerges en ella, sientes como algo falla pero no logras descifrar el qué.

El mayor problema que le veo a la película es probablemente su reparto. A mucha gente le echará para atrás la idea por ser una película 100% china. Yo seré sincero, como fan del cine asiático ya contaba con que la película nos dejaría esa singular carisma que tienen los actores asiáticos, que infunden respeto, emoción e inocencia con mucha expresividad. ¿El problema? Que no lo tiene.

En The Wandering Earth estamos ante una producción asiática que lo único de asiático que tiene son sus actores. La película transmite poco su propia cultura y sus valores, dejándonos con unos personajes muy planos que logran transmitir entre poco y nada, y eso hace que incluso las escenas más emocionantes pierdan mucha de su emoción.

Escena de The Wandering Earth

Probablemente la razón sea intentar internacionalizar la película para dotarla de una mayor audiencia global. Aunque hay personajes occidentales entre los extras de fondo, solo contamos con un secundario que es de nacionalidad rusa, y logra transmitir más que su propio compañero el cual es uno de los protagonistas principales.

¿La recomiendo?

Resumidamente; sí.

Lejos de ser la Interstelar asiática, The Wandering Earth es una maravillosa película perfecta para un domingo por la tarde. Tiene una duración de 2 horas y está disponible en Netflix, probablemente para toda la vida pues Netflix adquirió sus derechos para (casi) todo el mundo.

Si eres fan de la ciencia ficción, de las películas en el espacio, del cine apocalíptico o de las epopeyas espaciales, es una magnífica opción que merece mucho la pena tener en cuenta.

The Wandering Earth | Netflix

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *