Luce, un provocativo thriller racial

Un brillante thriller capaz de plantearnos preguntas muy incómodas.

Kelvin Harrison, Olivia Spencer, Naomi Watts y Tim Roth - Luce

Hoy vengo a hablaros de ‘Luce’, una película de autor con un potente mensaje racial camuflado en buenas dosis de thriller. Después de la denostada ‘The Cloverfield Paradox‘, Julius Onah vuelve a la dirección con lo que sin duda podemos catalogar como su trabajo más notable hasta la fecha.

Contando con rostros de renombre como Naomi Watts, Tim Roth y Octavia Spencer, la película nos presenta al joven actor Kelvin Harrison Jr. protagonizando un thriller donde, lejos de las falsas impresiones, nada es lo que parece.

La historia de un muchacho

En el filme conoceremos a Luce Edgar, un joven proveniente de las zonas conflictivas de Eritrea. Fue adoptado cuando era pequeño por una pareja de Arlington, Virginia, interpretada por Naomi Watts y Tim Roth. En plena etapa universitaria se ha convertido en el modelo ejemplar para toda la comunidad, tras un duro camino para integrarse en la sociedad.

Su profesora está convencida de que el chico se convertirá en un símbolo de la excelencia negra. Sin embargo una serie de descubrimientos sobre Luce plantearán más preguntas que respuestas, bajo la temeridad de que esconda mucho más de lo que el chico aparenta.

Kelvin Harrison Jr., en Luce

Con esta premisa tenemos un filme que logrará atraparnos tan pronto como toda la intriga comience a florecer. Al principio puede hacerse lenta, pero una vez lleguen a suscitarse las primeras señales de que algo no va bien, la película logrará engancharnos.

Entre intrigas y suspense, al mismo tiempo nos va dejando un potente mensaje social que culmina en el punto más álgido, logrando nuestra incomodidad por los planteamientos que suscita.

Un cóctel de géneros explosivo

‘Luce’ explora alguna de las temáticas más recurrente del cine americano, y que siempre ha sido representado desde un prisma tendenciosamente dramático para romper con el cliché establecido y ofrecernos su propia historia; un thriller racial con la capacidad suficiente de lograr que nos planteemos preguntas incómodas. Preguntas que ningún otro drama social habría conseguido alcanzar en nuestro subconsciente.

Kelvin Harrison Jr., en Luce

Pero lejos de ser un filme político, lo cierto es que el tema en cuestión queda entre bambalinas y toda la acción se centra en el misterio y el suspense. Aún así, el trasfondo de esta película encaja a la perfección con el género. Es capaz de demostrarnos que no hacen falta antagonistas, rompecabezas o detectives para hacer un buen thriller de suspense. Todo es posible en el mundo del cine.

A destacar tenemos la maravillosa actuación de nuestro joven protagonista Kelvin Harrison. Mención especial a la inigualable Naomi Watts que vuelve a dejarnos otro de sus papeles de madre sobreprotectora. Tim Roth por contraparte, su paso por la película acaba siendo poco trascendente.

Naomi Watts en Luce

‘Luce’ es una película notable, perfecta para pasar una tarde de intrigas y con una duración aceptable (1 hora y 50 minutos). No es una de las primeras recomendaciones que haría, pero sí pienso que merece la pena tenerla en nuestra lista de películas pendientes por ver.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *