‘Estoy pensando en dejarlo’: Una película de Charlie Kaufman

El director vuelve con su tercera película

Estoy pensando en dejarlo

Charlie Kaufman ha vuelto, y por la puerta grande. Quien en su día fuera el guionista de grandes películas cómo ‘¡Olvídate de mi!‘ y ‘Cómo ser John Malkovich‘ dio su paso al mundo de la dirección con su ópera prima, ‘Synecdoche, New York‘, un rocambolesco rompecabezas repleto de simbolismo, metáforas y teorías de todo tipo.

Kaufman es algo a medio camino entre David Lynch y Wes Anderson, pero con la diferencia de que no deja explicación a sus historias e igualmente aporta una ingeniosa dirección de arte que compensa la carencia interpretativa del espectador. Porque reconozcámoslo, ni el más inteligente podrá darte una explicación concisa de lo que Kaufman nos cuenta. Y eso se repite con su última película.

El final de las cosas

Basada en la novela ‘I’m Thinking of Ending Things’ de Ian Reid, Kaufman logra plasmar el libro a la pantalla a través de su surrealismo más explícito. Como resultado tenemos un thriller de suspense que roza el horror pero que no da ningún miedo (ni es su intención); la cinta más bien logrará que nos sintamos incómodos constantemente a través de la propia incomodidad de sus personajes.

Estoy pensando en dejarlo
Jesse Plemons (izquierda), Jessie Buckley (de pie), Toni Collete (centro) y David Thewlis (derecha)

Como introducción inmediatamente conoceremos a Louise, quien lleva poco tiempo saliendo con Jake, su reciente novio al que está pensando en dejar. Ese mismo día ambos se dirigen a la casa familiar de Jake y Louise conocerá por primera vez a los que son sus suegros, un peculiar y excéntrico matrimonio que por momentos parecen un par de intelectuales, por otros momentos parecen un par de paletos de granja.

Toda sinopsis que leas de la serie, tráilers, publicidad y demás tipo de promociones giran en torno a lo que hace referencia el título, ‘Estoy pensando en dejarlo’. Pero es importante reseñar que no es un drama romántico ni una película sobre conflictos de pareja, ni una idealización de las mismas, como indicaban algunos medios especializados. De hecho el propio título es otro de los simbolismos de la historia y aquel que logre interpretar su contexto entenderá también el título y qué nos quiere contar la película. Pero por supuesto no podemos contártelo, aunque al final del artículo tienes nuestra interpretación dentro de un spoiler.

Siguiendo con nuestro análisis, uno de los puntos más fuertes de ‘Estoy pensando en dejarlo’ es sin duda la dirección artística y la composición de la película. No estamos ante la mejor película de Charlie Kaufman pero es Kaufman en esencia, y en su mejor versión posible. El director juega con los escenarios sombríos y apagados para transmitirnos sensaciones lúgubres y de desesperación de una forma bastante convincente. Mezclado con el surrealismo y la impresionante actuación de su reparto, tenemos una cinta más que sobresaliente.

Estoy pensando en dejarlo

Entre el reparto nos encontramos a Jessie Buckley y Jesse Plemons en los papeles de Louise y Jake, nuestros protagonistas. Y ahora que escribo el nombre de ambos actores me da hasta cierta gracia, Kaufman es un travieso. A los protagonistas les siguen la fantástica Toni Collete y el maravilloso David Thewlis interpretando al viejo matrimonio, que, sin intención de querer eclipsar a nuestros protas sus actuaciones son sencillamente estupendas. Por último tenemos a un desconocido Guy Bob en el papel de un desconocido conserje, un personaje con una relevancia importante en toda la historia.

En conclusión, estamos ante una de las mejores (tres) películas de Kaufman y no dejará indiferente a aquellos que disfrutaron de su locura con ‘Synecdoche’. Tal vez el punto más duro está en su duración, que llega un punto casi al final en que la película se vuelve innecesariamente densa. Y por supuesto será una película que no disfrutará cualquiera, tal vez ponerla a merced del enorme público de Netflix no es la mejor idea, son películas muy selectivas y para un público muy concreto, y Netflix la está promocionando bajo el engaño de un oscuro thriller de terror sobre una chica que quiere dejar a su novio. El gancho fácil para picar el anzuelo, y luego decepcionarse para caer en calificativos pobres como «pretenciosa», «pedante» y «soporífera».

Estoy pensando en dejarlo
Charlie Kaufman con Jessie Buckley

Pero como decíamos, si eres fan de Kaufman su nueva película será perfecta para ti, sin lugar a dudas.

Y a continuación, nuestra interpretación personal:

  • Spoiler (click para ver)
    • ‘Estoy pensando en dejarlo’ es una película que lo último de lo que trata son las relaciones amorosas, su idealización o de las parejas mismas. Trasciende a todo ello, se trata de una alegoría a la soledad, la infelicidad y el suicidio.
    • Louise, Jake y el conserje en realidad son la misma persona, Louise es un producto de la imaginación de Jake y lo único real en la película sería el encuentro que tuvieron ambos en el concurso, con la diferencia de que en realidad nunca llegaron a conocerse y desde entonces Jake siempre se ha arrepentido.
    • A continuación lo que vemos podrían ser dos cosas; una idealización imaginaria de Jake de cómo habría sido su relación con aquella chica, o un mal sueño.
    • Lo más evidente de toda la cinta, el pensamiento constante de Louise, «estoy pensando en dejarlo», no deja de ser un pensamiento subconsciente de Jake; quiere terminar con todo, suicidarse.
    • ‘Estoy pensando en dejarlo’ en definitiva trata sobre la soledad y la infidelidad de Jake y vemos como aboca en el suicidio casi al final del cinta. «¿Cuanto tarda una persona en morir de hipotermia?», dice Louise en el coche. Después vemos al conserje desnudarse en su coche y a la mañana siguiente el coche cubierto de nieve.
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *